viernes, 1 de abril de 2016

Minifalda de tablas y blusa de rayas

El tipo de prenda que más veces he hecho para mí (y haré) es la falda. Fundamentalmente porque me encantan, sobre todo las cortas, y porque son bastante rápidas de cortar y confeccionar. Las blusas, por lo general, me dan bastante por saco debido a que odio profundamente montar cuellos y puños. De hecho, ese odio sólo es superado por el que siento al hacer braguetas. Sin embargo, a veces hay que pasarse por el forro nuestros odios y perezas para sacar cosas bonitas y prácticas.

Este conjunto es uno de esos casos raros en los que la blusa es casera y la falda parece simple pero implica complicaciones absurdas en las que dudo que vuelva a caer salvo que los tejidos lo pidan a gritos. 



La gracia de la blusa de rayitas, aparte de la gran ventaja de que el tejido tiene un acabado arrugado y no requiere plancha (o muy poca), es la manguita globo (sin puños, con la bocamanga fruncida por un elástico para que sea cómoda, se adapte bien al brazo y genere un volumen bonito) y los bolsillos con puntilla. Además, lleva un cuello modistero pequeñito y queda muy cuqui con lazo



La falda por su parte lleva tablas y un tablón frontal, todos insertados en cortes longitudinales pespunteados. Y esa es la chorrada que no pienso repetir en una prenda lisa. ¿Para qué? ¿Para ahorrar cuatro duros en tejido? No compensa el tiempo que se tarda en cortar, montar y rematar todas las piezas. Sólo es bien si me hubiera dado por usar tejidos a contraste en las tablas como hice para un modelo de Miss Self.Destructive (la mini de denim y tartan de la cole Back to School), pero si no, es absurder total.

El resultado final es un conjunto con un puntillo como de colegiala japo, que te lo puedes poner a diario (o al menos, yo me lo pongo a diario) porque no es muy exagerado pero que no deja de ser divertido, que los días pueden ser muy rancios si se lo proponen y ya nos pasan suficientes putadas como para tomárnoslo todo en serio.



Cardigan: Mango
Blusa y minifalda: Dita Mortemí (una servidora)
Botas: Dr. Martens

No hay comentarios:

Publicar un comentario