jueves, 18 de abril de 2013

Encontrarle lógica al caos

Por un lado os estoy enseñando cómo es mi trabajo pero también os quiero contar un poco más de mi y de la gente que hace mi sueño posible. Habrá a quien no le importe un pepino quién sea yo, quién cosa, quien tiene las ideas o quién las hace posibles... vamos, como si detrás de Miss Self.Destructive hubiese una mafia de monos bengalíes, pero creo que para entendernos, es importante que sepáis que hay aquí detrás. Y digo entendernos, porque como ya os comento, no estoy sola.

Miss Self.Destructive somos mi marido, mi gato y una servidora. Además, contamos con el soporte de un equipo que se ocupa de mover nuestra marca por canales a donde nosotros no llegamos y algunos colaboradores que con el tiempo han llegado a ser amigos a los que apreciamos mucho.

He aquí el retrato familiar totaaalmente hiperrealista que ríete tu de Antonio López y sus Madriles y membrillos ^^.



Si. Puede que gran parte del trabajo me toque a mí solita, pero tengo la suerte de contar con personas que me ayudan para que este proyecto siga hacia delante a pesar de lo difícil que es este mundo.

Como tampoco me quiero liar mucho más, os voy a hablar del núcleo duro de MSD (sacándome yo del cesto, que para eso escribo, y ya me hago una entrada para mi solita XD).

Este proyecto no podría seguir en marcha sin mi marido. Jose, mi anarkoperiodista, es quien básicamente pone orden en este tinglado. Montar una marca uno solo no es imposible, pero está jodido XD, porque al menos para mi es primordial tener al lado a alguien (colaborador, socio, lo que sea) que te de una visión alternativa a la tuya, y más en este trabajo que te llega tan dentro. Así que, para ayudarme a relativizarlo todo y darme soporte técnico, ahí está él. Aunque su función principal sea evitar que me vuelva loca y ayudarme a gestionar el trabajo (cuando tengo tal mare magnum que no sé ni por donde empezar, él lo ve todo superclaro) también me echa una mano con los temas de diseño gráfico, con parte de la comunicación (aunque la mayoría está en manos de nuestro gabinete de prensa), asuntos de logística e incluso en la elaboración de los corsés (corta ballenas de acero y remacha con una precisión absoluta, y si hay que preparar mucho, hasta me ayuda en el corte del tejido). En fin, que además de tener su propio trabajo y sus proyectos, siempre está pringando conmigo.

Por último, está mi señor Miaus, mi gatito blanquirubio Sanji. Su única función, que es muy importante, es, básicamente, ser mono. Si. Es mi gatito de algodón antiestrés, así que cuando estoy al borde del colapso, salgo del taller, y le achucho. El pobre, me mira con esos ojitos azules cargados de paciencia infinita, y se deja achuchar, aunque no le apetezca nada (al cabo de un rato me muerde, pero vamos, ya tengo callo así que no me importa).

En fin, de momento lo dejo aquí, pero ya os iré contando más cositas. Me despido con una foto de Filetes el Grande (como le llama un buen colega) ;) cortesía de Garci.es


2 comentarios:

  1. que moonooo!!! me encanta.Me encanta como hablas de Jose y como describes a ese "ensayo materno pre hijos" que es Sanyi... en una mañana algo melancólica, leerte me ha sacado una sonrisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias cosa linda ^^ Me encante haberte animado (te mando tele-achuchones para que te animes más)

      Eliminar